sábado, 23 de junio de 2018

Entrevista de escritores-twitteros 23/6/18




Hola Exiliados...


  Las preguntas que componen la siguiente entrevista han sido formuladas en twitter por 17 escritores/as asiduos a esta red social. Preguntas de todo tipo y que jamás hubiera imaginado que me preguntarían cuando ideé este tipo de juego. Porque al final es una entrevista, pero también es un juego. Una entrevista experimental muy atractiva porque creo que muchos de los participantes me han preguntado sobre cuestiones que a ellos mismos les inquietan como escritores. 

  Os invito a leer esta inusual entrevista, intima en algún momento, que contesto detenidamente sin tapujos, apartando mis temores y tratando de abrir mi alma de escritor. 


 Comencemos:



(pincha para aumentar la imagen)

  Si, lo reconozco, soy atrevido. Y por lo que leo vosotros sois un tanto peligrosos. 
  Experiencias amargas o negativas causadas por mi círculo más intimo cuando les conté que iba a escribir y publicar, no recuerdo. Creo que recibí algún: “¿Y para que vas hacer eso ahora?” de alguien. Pero en realidad es algo olvidado. En cambio, las buenas experiencias son incontables. Todos me apoyaron contagiados por la ilusión que mostré al comunicarles mi propósito. Te contaré al menos una positiva, como me pides. Cuando llegó el momento de hacer números, de afrontar los primeros gastos de mi primera novela: imprenta, creación de portadas, maquetación… etcétera (en aquel momento andaba un poco justo), mi pareja me dejó una cantidad de dinero considerable para ello, que por suerte pude recuperar en primer mes con la venta.


(pincha para aumentar la imagen)

  De pequeño, con 8 o 9 años escribía los resúmenes, a modo de sinopsis, de las películas de ciencia ficción que veía. Esos son mis primeros escritos. Más adelante, con 13 años, aproveché mi buena mano con el dibujo y realicé mi propio cómic.
  En la adolescencia es donde desarrollo mucho más mi afición por la ciencia ficción, la que me empuja a leer y pasados los 20 años a escribir y a tomarme más enserio la escritura, aunque todavía falto de experiencia. Mi primer libro, con sus defectos y virtudes, es el que me incita a trabajar duro para llegar a escribir cada vez mejor. 


(pincha para aumentar la imagen)

  El momento concreto… No sabría decirte. Conforme mi primer libro se expandía más allá del círculo para quién fue escrito: familia, amigos, compañeros... Comencé a sentir que quería seguir escribiendo e internar hacerlo de manera profesional. Fui consciente desde entonces que necesitaba trabajar duro para mejorar mi escritura, y en ello sigo. 


(pincha para aumentar la imagen)

  No hablamos del mismo libro, son títulos distintos. El que me hizo sentir el deseo de contar historias, el que me lanzó a escribir y publicar, fue "La mosca" de George Langelaan. Y el libro que me hubiera gustado escribir a mí es "El marciano" de Andy Weir, por la trama que tiene, por como nos cuenta la historia y sobre todo, por el éxito que alcanzó llegando a la gran pantalla.


(pincha para aumentar la imagen)

  Según con que finalidad vaya a escribir, le diría unos consejos u otros basándome en mi corta y humilde experiencia. No obstante, aunque plantearse una meta por la que escribir está muy bien, no todo el mundo lo hace y es igual de válido. Hay quién escribe para uno mismo. Sea cual sea el fin que quiera alcanzar, o no, le diría que escriba sin parar, que la escritura le aportará cosas muy buenas. Que le ponga todo el empeño. Que escriba lo que quiera sin ceñirse a unos patrones. Que escriba sin miedos y sin tapujos la historia que a ellos mismos les gustaría leer. Que escuche esas voces de nuestro interior que solemos ignorar y que, a partir de ahí, empiece a crear. 
  Respecto a autopublicar un libro (opción más común para los que empezamos a escribir) sea del género que sea (aquí podría profundizar mucho), a sido largo y difícil el camino.  La escritura, la publicación y todo lo que conlleva es un proceso de aprendizaje constante. Si tuviera que dar consejos a los que se van a iniciar en el complicado mundo de la publicación independiente, les diría que fueran constantes, perseverantes y pacientes, que se tomen el proceso como una fase de aprendizaje para mejorar su siguiente libro, que se rodeen de buenos maestros  de carne y hueso, y que una vez empiecen no paren de escribir y publicar por muchas trabas que encuentren en el camino.


(pincha para aumentar la imagen)

  Claro que me ha pasado. Yo he sido el primero que he notando mi propia evolución literaria desde que escribí mi primer libro. Incluso del segundo a este tercero que permanece en fase de creación, vuelvo a notar un cambio, un avance narrativo considerable. Escribo con más soltura, construyo párrafos coherentes en menos tiempo, lo que queda reflejado en mis últimos escritos. Esto de escribir va de aprender. Quizá mi gran error, por encima de todos, fue ser demasiado atrevido, demasiado valiente y lanzarme a publicar mi primera novela antes de estar completamente preparado, en cuanto al manejo de la escritura se refiere. Pero una frase que me gusta es: “Mas vale hecho que perfecto”. ¿Cuántas historias nos habremos perdido por falta de atrevimiento de sus creadores a la hora de publicarlas por creer que no estaban perfectas? Además, la perfección no existe, nunca estaremos totalmente satisfechos con algo.
  El tiempo que dedico diariamente a aprender creo que da sus frutos. Trabajar para aprender es uno de mis objetivos. Cuando los lectores me dicen que perciben esa misma evolución que noto yo en mi narrativa me alegro. Creo que voy por el buen camino. 
  Debido a esto, si hoy volviera a escribir mi primera novela cambiaría muchas cosas, la mayoría del texto, siendo fiel a cada acontecimiento de la historia.



(pincha para aumentar la imagen)

  Seguir el camino del escritor es muy complicado. Tienes que aprender a desenvolverte en varios campos, luchar contra las adversidades, e implica sacrificar muchas cosas. Y aun así, no es seguro que te vayan a leer, o que tus historias gusten al público.
  A mi parecer, en este momento está triunfando la literatura romántica y la novela negra. Lo podemos comprobar consultando las listas de ventas o acudiendo a los club de lectura.


(pincha para aumentar la imagen)

  Bueno Alberto, sabes que sí, lo hemos hablado varias veces. Ya es hora de que mis libros vuelvan a la capital junto a los tuyos. Madrid me trae muy buenos recuerdos. Solamente han sido necesarias tres visitas para enamorarme de una ciudad que no visito más, por la distancia que me separa de ella. Una visita al Museo del Prado, dos encuentros literarios y una ruta con los compañeros de la radio completan mis hazañas culturales en la capital. Madrid para mí es sinónimo de cultura, oportunidades y expansión. Espero poder estar allí pronto, llevando a cabo alguna actividad literaria contigo.


(pincha para aumentar la imagen)

  Que por dentro pienso: “Soy escritor pero también soy (”...")". Detesto ser consciente que no puedo dedicarme expresamente a ello. Y también me pasa al contrario. No me gusta decir que soy escritor cuando voy con el uniforme de trabajo, pienso que ellos van a pensar: “Vaya escritor que tiene que seguir trabajando”, o algo similar. Lamentablemente la cosa está así y esta es la situación.
  La pregunta creo que va enfocada a que detesto que me conteste la gente cuando lo digo. No he tenido ninguna reacción negativa que destacar.


(pincha para aumentar la imagen)


  Es una forma de preguntar que autor que haya escrito sobre el tema me gusta más. Solo he leído una historia sobre zombis, este tipo de libros no llaman mucho mi atención. En cambio, he visto algo de "Walking dead" y alguna película del género. 
  En un apocalipsis zombi me gustaría tener cerca un escritor que los conozca de primera mano, alguien que haya escrito sobre ellos. Me llegan a la mente Manel Loureiro, por su novela "Apocalipsis Z", y Armando Cuevas, por su trilogía "Fubarbundy", quién casualmente participa en esta entrevista realizando la siguiente pregunta. Seguro que con su compañía duraría vivo mucho más que si estoy solo. Si me acompañaran ambos, ya sería "la leche", estoy seguro que sobreviviríamos hasta el final de la peli.


(pincha para aumentar la imagen)


  No tengo una rutina muy estricta. Me gusta escribir en sucio en una libreta o en la tablet antes de pasar el texto al Pc. Intento escribir todos los días. Busco el mejor momento, que suele ser por la noche, cuando la casa se queda en silencio.



(pincha para aumentar la imagen)


  Aunque la máquina del tiempo es el avance que más me gusta, no lo haría por el bien de la humanidad. Aunque a saber si ya está inventada, y vivimos una realidad que se ha cambiado miles o millones de veces al antojo de sus propietarios. Mejor no pensar en ello. Por eso me decanto por la teletransportación. Imagínate lo que avanzaríamos como especie si pudiéramos teletransportar objetos y a nosotros mismos.


(pincha para aumentar la imagen)


  Según. Tengo dos novelas escritas (publicadas) y una en fase de creación y ha sido diferente con cada una de ellas. "Exiliado en el futuro" nace de un pequeño sueño que tuve que abarcaba un párrafo y que al final se extendió hasta las doscientas páginas mediante la improvisación. Viajando entre dos mundos (su segunda parte), surgió como continuidad de su antecesora, con la trama principal ideada y con casi todos los personajes construidos, aunque cierta parte fue improvisada. Y la novela que estoy escribiendo en estos momentos está planificada de principio a fin. Incluso el título lo tengo desde antes de comenzar a escribirla, algo que me cuesta mucho obtener.


(pincha para aumentar la imagen)


  Ufff. Difícil elección Irene. Incluso creo que es más difícil elegir cuando eres fan del mundo de los superhéroes y los conoces bien. 
  Poder ser invisible en ciertos momentos o viajar por el tiempo estaría muy bien. Podrías hacer casi cualquier cosa. ¿Me permites quedarme con los dos?


(pincha para aumentar la imagen)


  Todo no. Hay cosas que sí, pero otras las descarto.
  Considero que no está todo inventado en ciencia ficción al igual que no está todo escrito en cualquier otro género literario. Lo que sucede es que cuando aparece un fenómeno editorial, una historia innovadora, las editoriales aprovechan el tirón publicando infinidad de novelas similares a la que ha tenido éxito aburriéndonos hasta la saciedad, lo que nos hace creer que el mundo está falto de ideas. Algunos escritores también tienen mucha culpa al escribir sobre esos mismos temas para aumentar ventas. Esto lo hemos vivido en varias ocasiones. Surgieron incontables novelas juveniles de vampiros y hombres lobo tras el pelotazo de Crepúsculo, la literatura erótica se puso de moda después de que las mujeres conocieran a un tal Grey, un individuo que si existiera en el mundo real se le miraría con otros ojos tal y como están las cosas.
  Estos últimos años el cine también nos está haciendo creer que está todo inventado al publicar tanto remake de películas antiguas. Pero creo que no es así. Que queda mucho que inventar. Que en el mundo existe mucha gente capaz de crear e innovar, aunque la mayoría opte por la vía fácil: escribir sobre lo mismo y rizar el rizo.


(pincha para aumentar la imagen)


  Jajaja. Nooo. Pero es buena idea. Lo buscaré. 
Pero tengo es una máquina de escribir antigua, real, de mi abuelo que funciona a la perfección. No la utilizo para escribir largos textos. Donde esté la tecnología moderna… Pero tiene su encanto y decora muy bien.


(pincha para aumentar la imagen)


  Has llegado justo a tiempo. 
La peor experiencia estuvo relacionada con la corrección que contraté en mi primera novela. Después de ver lo que hizo con mi obra me sorprende que tantos escritores noveles confíen en su trabajo. Si queréis saber de quién se trata lo podéis consultar en la hoja de créditos de la tercera edición de "Exiliado en el futuro". Nunca he hablado de esto, únicamente lo digo aquí, por que sé que varios de vosotros, participantes de esta entrevista, habéis trabajado con sus servicios. Si lo mío fue un caso puntual… "Que mala suerte he tenido chicos".
  Y la mejor ha sido sin duda, cuando después de muchos años volví a mi colegio como escritor en el día del libro. Ver las aulas, los mismos pupitres y las pizarras que me vieron crecer fue muy emotivo. Compartir con los niños de sexto de primaria aquella tarde, fue muy especial para mí. La química que crearon conmigo y como me hicieron sentir, ha sido la sensación más bonita que he experimentado en toda esta aventura. Cuando siento desánimo, me siento a ver los dibujos que me hicieron de "Exiliado en el futuro" y que guardo con estima, y enseguida me recompongo. Nada más por vivir ese momento ha merecido la pena todo mi esfuerzo.



  Hasta aquí esta peculiar entrevista. Espero que os haya gustado. A los que habéis participado con vuestras preguntas: MUCHAS GRACIAS DE CORAZÓN, creo que entre todos me habéis hecho una buena entrevista. Pero si creéis que esto acaba aquí os equivocáis. El juego continúa. Os animo, si os atrevéis... que os formuléis la pregunta que cada uno me habéis hecho, y le deis respuesta en los comentarios de esta página. Lo más sinceramente posible, como yo he intentado. ¡A ver quién se atreve! 


Si te ha gustado este post "Compártelo".




4 comentarios:

  1. Buena entrevista :)

    Mi pregunta era qué super poder te gustaría tener. En mi caso sería útil poder teletransportarme para no tener que pensar en aparcar o que las cosas se ordenaran o se movieran solas con sólo chasquear los dedos. También me gustaría ser capaz de recordar en detalle todo lo que he estudiado y aprendido a lo largo de mi vida.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No eliges superpoderes para hacer el mal. Eso me tranquiliza Jejeje.
      Saludos Irene.

      Eliminar
  2. Yo también soy valiente!(ya conté una vez mis aventuras y desventuras como escritora indie...). La experiencia más negativa fue la desconfianza de un familiar muy cercano, al creer que yo no era capaz de escribir un libro "bien hecho"; positivas, con el tiempo muchas más, pero la primera fue la opinión de un amigo que se compró y leyó mi libro la primera tarde que salió a la venta (no esperaba que el young adult fuera lo suyo, la verdad). Enhorabuena por esta fantástica experiencia de entrevistador y entrevistado��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hubiera gustado ver la cara de ese familiar cuando comprobó que sí eras capaz.
      Laura, gracias por colaborar siempre en mi web.

      Eliminar