viernes, 25 de mayo de 2018

La importancia de la ciencia ficción



POR ISMAEL SANTIAGO RUBIO Y EDITADO POR JOSÉ MANUEL PENADÉS PARA EL PERIÓDICO DIGITAL ÁGORA HABLA 02/05/2018 16:35 



   Con este artículo pretendo romper esa barrera que mantiene mucha gente hacia la literatura de ciencia ficción, ya que la mayoría tiene una imagen equivocada de ella. La ciencia ficción no es lo que ellos creen que es. Esta palabra no hace referencia a aquello que es imposible que suceda o irreal.


  Hay personas que cuando presencian algo fantástico o alguien les cuenta algo fantasioso usan la frase: “Eso es de ciencia ficción, o ese lee mucha ciencia ficción”. Cuando lo irreal o la fantasía son términos completamente opuestos a la ciencia ficción. Hoy en día tenemos infinidad de ejemplos que nos han demostrado que la ciencia ficción, con el paso de los años, puede convertirse en realidad. La mayoría de historias de este género literario, cinematográfico y visual, no son tan disparatadas si lo pensamos.

  Como hombre de ciencia y escritor de ciencia ficción me molesta que se confunda con la fantasía, algo que sucede mucho. Esto es un grave error, ya que la fantasía carece de ese trasfondo científico que siempre debe tener una historia de ciencia ficción, para que lógicamente se catalogue dentro de este género. ¿Y cómo se producen normalmente estas confusiones? Cuando en ocasiones se dice que El Señor de los anillos, o Juego de Tronos es ciencia ficción. ¿Dónde están los conceptos científicos en estas historias? Esto lo he escuchado infinidad de veces. Incluso la propia televisión es la primera que nos confunde, vendiéndonos ciertas series como ciencia ficción cuando no lo son. ¿Vende más en la pantalla? La verdad, que no sé por qué. Solo sé que sucede.

  Con esto no quiero decir que la ciencia ficción sea mejor o peor que la fantasía. Únicamente que deberíamos tener claro, qué es la ciencia ficción.

  Los escritores de ciencia ficción son visionarios. Normalmente el escritor que escribe ciencia ficción se imagina su historia a partir de los avances científicos que tenemos hoy, o los que predice o cree que van a existir en el futuro. De hecho, la mayoría de historias de ciencia ficción se recrean en futuros hipotéticos.

  Viajes espaciales, planetas perdidos, desastres en la Tierra, robots, tecnología súper avanzada… Futuros que, desde nuestra sociedad, desde nuestra zona de confort, contemplamos muy distantes o imposibles. Pero a pesar de ello, algunos de estos conceptos podrían convertirse en realidad dado el camino tecnológico y social por el que crecemos. La ciencia sigue avanzando y seguro que se desarrollarán nuevas naves espaciales, robots y tecnología que no podríamos entender hoy en día.

  El escritor y divulgador Arthur C Clarke citó: “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible a la magia”.



  Mucha gente ve las historias de ciencia ficción como un mero entretenimiento. Y aunque lo son, la ciencia ficción contiene algo más. Personalmente creo que la ciencia ficción es importante en nuestras vidas por dos motivos:

1/ Porque nos abre la mente. En ocasiones uno mismo nunca llegaría a formularse ciertas preguntas si no le vienen desde fuera. En este caso, la ciencia ficción nos hace replantearnos dónde llegará todo lo que está sucediendo ahora, lo queremos alcanzar como sociedad, nuestros intereses, nuestro entorno cósmico, incluso nuestros orígenes y nuestra razón de existir.

2/Puede descubrirnos partes de nuestro futuro antes de que pasen. Es más, ya lo ha hecho muchas veces en el pasado. Por eso cuando leemos un libro de ciencia ficción, o vemos una película, quizás estemos viendo sin saberlo partes de ese futuro que se cumplirá.

  Algunos escritores de la antigüedad escribieron sobre cosas que en su tiempo no existían, y hoy existen. Eso quiere decir que, o ellos visionaron el futuro como buenos observadores de su presente, que entendieron nuestras necesidades futuras como sociedad, las escribieron y el transcurso natural de la evolución y de nuestra tecnología hizo que se inventaran. O la opción que más me gusta a mí. Que algunos científicos se han inspirado en las novelas de ciencia ficción de antaño para inventar nuestro presente.

  Sin duda, cualquiera de estas dos conclusiones es sorprendente.

  Por ejemplo, Julio Verne considerado el padre de la ciencia ficción, fue el escritor que más aciertos ha tenido en cuanto a predicciones futuras recreadas en sus novelas. Se podría decir que por ello ha sido uno de los profetas con más aciertos en la historia de la humanidad. Se podría considerar así.



  Verne se anticipó con más de un siglo al primer viaje a la Luna, o a la invención de fax. Predijo que las grandes ciudades del futuro estarían iluminadas por luces eléctricas de gran potencia. Habló de un sistema equivalente al actual correo electrónico. En 1870 creó el Nautilus, mucho antes de que Estados Unidos construyera el primer submarino en el año 1955. Incluso en el año 1863, en su libro titulado: “Paris en el siglo XX” escribió sobre unas cuantas cosas que hoy en día vemos de los más habitual, pero que en su tiempo eran inimaginables: El ferrocarril, las videoconferencias, el helicóptero, coches sin caballos movidos por una fuerza invisible, una una red global de comunicaciones parecida a un telégrafo mundial (internet) y muchas cosas más.

  A estas alturas, creo que estaréis de acuerdo conmigo, en que los escritores de ciencia ficción son inventores. Con sus letras e imaginación crean cosas para entretener a sus lectores, y subconscientemente para hacer el mundo mejor, o solucionar aspectos de nuestra vida en un futuro, más o menos lejano.


Subgéneros de la ciencia ficción


  La ciencia ficción también tiene subgéneros para clasificar de manera más precisa cada historia según las temáticas que conllevan. Una historia de ciencia ficción puede pertenecer al género Biopunk, ciencia ficción post-apocalíptica, space ópera, ciencia ficción militar, Steampunk, colonización espacial, Robótica, retrofuturismo, ucronía y viajes en el tiempo. Varios elementos de diferentes subgéneros pueden mezclarse con facilidad en una misma historia, ya que dentro de la ciencia ficción sería, incluso hasta complicado, idear una trama que solo perteneciera a uno de estos subgéneros. Y al mismo tiempo, podemos clasificar cualquier historia de ciencia ficción correspondiente a estos subgéneros que hemos nombrado, en otros dos subgéneros de la ciencia ficción (más amplios): La ciencia ficción dura y la blanda.

 La ciencia ficción dura contiene datos y un rigor científico considerable, mientras que la ciencia ficción blanda pasa por alto esto para centrarse más en los escenarios, relaciones entre personajes y los sentimientos. aunque la ciencia ficción permanezca de trasfondo.

  El cine, la literatura y el cómic son los tres medios de expresión de este género por excelencia, con normas, leyes y lenguajes propios. Aunque uno no va al cine, lee una novela o cómic para aprender física, se podría decir que los escritores, guionistas y directores, utilizan estos medios para ayudar desde su lugar al ciudadano a comprender y asimilar mejor la ciencia y la tecnología con la que vivimos o viviremos.

  Resumiendo: La ciencia ficción nos desgrana posibles futuros. También imposibles. Es una forma de responder a la pregunta: ¿Qué pasaría si…? La ciencia ficción nos ayuda a comprender mejor nuestro rumbo, nuestra vida y sociedad. Nos sirve de entretenimiento, nos ayuda a soñar, estimula la curiosidad y despierta la imaginación. Nos hace inconformistas, algo que creo que es bueno. Nos mueve a la indagación de lo desconocido y a la búsqueda de explicaciones, las mismas actitudes que están en el origen de la ciencia.


Animaros a leer ciencia ficción


A todos aquellos que no estáis muy familiarizados con la ciencia ficción, quiero romper con esa idea de que la ciencia ficción es difícil de leer, o que es necesario saber un mínimo de ciencia para comprenderla. A pesar de que este género trata este tipo de elementos, que a primera impresión pueden parecer complejos, la ciencia ficción no es complicada de leer ni de entender. No puedo generalizar del todo. Como en todas las cosas, hay de todo. Pero en general, la gran mayoría de novelas de este género son sencillas.

Así que animaros a consumir ciencia ficción, sobre todo os animo leerla. No os arrepentiréis.







No hay comentarios:

Publicar un comentario