miércoles, 27 de diciembre de 2017

La aventura de autopublicarse IX 27/12/17 - Coedición VS autoedición



  Hola Exiliados, más de medio año ha pasado desde el último post de la aventura de autopublicarse. Otros proyectos consumen todo mi tiempo, y la sección ha quedado parada por algún tiempo. Pero nada dura para siempre, ni siquiera este parón. Hoy volvemos con otro artículo cargado de buenos consejos, que espero que os sean útiles, si estáis analizando la mejor manera de autopublicaros. Y digo: "volvemos" por que esta publicación la ha redactado la escritora Helena Vilella Bas expresamente para la aventura de autopublicarse.

Coedición VS autoedición

(Escrito por Helana Vilella Bas)




   Mi primer libro lo edité con una propuesta de coedición, pero al final resultó una autoedición pura y dura. Como no se cumplió con mis expectativas me tocó hacer todo el trabajo de distribución, publicidad, ventas, etc...
Los dos siguientes libros los autoedité yo. Me salté todo el proceso de buscar
editoriales y proponer mis manuscritos.
El próximo libro lo autoeditaré en breve.
  El proceso de autoedición que yo he experimentado es muy personal. Y no lo aconsejo a nadie. Cada uno se debe cuestionar que están dispuestos a hacer por su obra. Cada caso es muy distinto.



  Diferenciar una coedición de una autoedición es fácil. En la coedición la editorial hace todo el trabajo de una editorial clásica, pero con tu dinero. Y en la autoedición pones tu obra, el dinero y además todo el trabajo. Es mucho más costoso, pero la recompensa siempre es real. En los casos anteriores las regalías siempre podrán ser irreales, y en algunos casos tienes que ser un hombre con mucha fe. Nunca sabes cuáles son las ventas o si las plataformas de ventas están vendiendo.

  La coedición son muchas desventajas.
El autor invierte con su capital en la edición y sólo recibe un 10% de las ventas, en el mejor de los casos. No controla los beneficios y está a merced de las ganas que tenga la editorial de promover, y difundir su libro. Es el caso de algunos autores que conozco. Sólo sale ganando la editorial.

  Por otro lado, la autoedición no es sinónimo de trabajo cutre. Hay de todo, pero buscando bien encontrará una editorial experta en editar con profesionales, dejando buenos resultados en impresión y en acabados. Hay muchos precios y suelen estar muy claros en sus páginas web. Todo depende del nivel de exigencia de cada autor. Una vez terminado el libro y entregado al autor, el compromiso ha finalizado. El trabajo de promocionar, distribuir, vender, etc... Es lo que se tiene que currar el autor.
Por ello antes de autoeditarte, hay que sopesar qué cosas son las que prefieres.

  No olvidemos que una editorial es un negocio como otro cualquiera. ¡Atentos, sentimentales!
Autor + manuscrito = Beneficio.
Ya sé que todos lo sabéis, que es de cajón y que somos números, aunque al principio te hagan sentir persona.
Probar el sabor del desencanto no me sorprende a estas alturas de la película. A veces te crees ser parte de algo y resulta que no has sido más que una opción que va siendo empujada por las nuevas opciones que van llegando y te empujan hasta que te dejan en la cuneta.

  Por todo esto y mucho más he aprendido a no dejarme impresionar por pajarracos al acecho, vendedores de humo y otros ingeniosos peones de imprenta que te prometen hasta lo que no existe para que hagas un pacto eterno con ellos.

  Cada vez me llegan más consultas a cerca de editoriales. He recomendado a muchos autores las editoriales que he tenido la ocasión de conocer. Cuando creo en algo lo comparto, no necesariamente con interés propio, y yo no me canso de sugerir que busquen, que sigan buscando. Que lo que te prometan te lo den por escrito...Que "Donde dije digo digo Diego" no es solo un refrán.

  En fin, que están los editores oportunistas sin escrúpulos y luego los otros.
¡Sálvese quien pueda!


"Si te ha gustado este post comparte". ¡Gracias!







No hay comentarios:

Publicar un comentario